Breve poesía: “Voy más allá”

 

25ribdd

The_nightingale

 

voy más allá

 

voy más allá de esconder

mis defectos,

voy más allá de la

simple apariencia,

¡lucho en batalla,

encarnizada guerra!,

siendo mi yo

el propio enemigo.

 

busco el misterio

y lo que es divino,

no sólo en mí,

también en los hombres,

busco la paz, también

la armonía,

busco el sentido

de lo que es la vida.

 

quiero borrar lo que es el deseo,

aniquilar al yo que codicia,

destrozar al yo que traiciona

y descubrir la verdad del silencio,

entre el ruido de sucias mentiras.

 

no busco amor, amor de los hombres,

aquél que ama y solo es deseo,

aquél que duele y desilusiona,

aquel que muere como la sombras,

que ocultan preciosos destellos.

 

busco una herencia,

legado de un dios,

que aún no ha muerto

y yo he de morir,

busco una estrella brillante, no más,

busco el milagro que me hace vivir.

Mountains

2 de Diciembre de 2009  (Manuel vázquez)

Anuncios

Las siete Razas del Planeta

 Las siete razas del planeta tierra

De acuerdo a una ley matemática que rige la creación del universo, en todo planeta se asientan siete razas.

La primera raza, surgida en  nuestro planeta tierra fue la raza “protoplasmática”, o raza polar.

Sus individuos tenían una estatura cercana a los diez metros de altura, eran maleables, dúctiles, podían tomar cualquier forma.

Habitaron el continente “Tula”, o isla de Tule, toyán o Tul.

Por aquél entonces no había machos y hembras, eran seres andróginos y se reproducían mediante división celular.

Se comunicaban telepáticamente y sus sonidos eran imperceptibles.

Tenían el poder de crear con el pensamiento.

Su regente era Gabriel, regente de la luna, del planeta que habitaron antes que la tierra.

La segunda raza que habitó nuestro planeta fue la raza “hiperbórea”.

Habitaron las tierras del norte. Eran gigantes que medían unos seis metros de altura. Se reproducían mediante brotación, todavía no había división se sexos en aquella época, eran también andróginos, como la primera raza.

Su regente era Raphael y antes de habitar la tierra, habitaron el planeta mercurio.

Fueron los hiperbóreos quienes hicieron las grandes construcciones megalíticas del pasado,  como Stonehenhe, en Inglaterra, y los menhires o mem fires(hombres de fuego),los dólmenes, etc.

Percibían un espectro de sonido mucho más amplio que el nuestro y podían entender a los animales, aunque todavía conservaban la capacidad telepática y todos los sentidos extrasensoriales totalmente desarrollados. Eran capaces de  emitir sonidos y hacer vibrar a cualquier objeto en su frecuencia de resonancia y producir ingravidez o destruirlo hecho pedazos.de esta manera fue posible realizar esas grandes construcciones megalíticas del pasado. Su lenguaje era cantado y estaba compuesto por cinco vocales y pocas consonantes, y mediante su combinación, eran capaces de producir infinidad de armónicos y sonidos. Tenían capacidad de crear con la palabra.

 La tercera raza que habitó nuestro planeta, fue la raza “lemur”.

Habitó en un continente llamado “mu”, que se corresponde a la zona de las islas actuales del pacífico, especialmente quedan sus restos en la isla de pascua. En esta isla se encuentran más de doscientos “Muáis”, o estatuas colosales. Los Lemures medía unos cuatro metros de altura.

La raza Lemur fue una raza andrógina también, pero sólo hasta la primera y segunda sub raza. En la tercera sub raza empezaron a nacer individuos no andróginos, es decir, con rasgos y características sexuales diferenciadas, unos masculinos y otros femeninos, que, para poder reproducirse, necesitaban la cooperación sexual.

En la cuarta sub raza, quedaban ya pocos seres andróginos y en la quinta sub raza prácticamente habían desaparecido, con lo cual, la reproducción y la multiplicación de la especie se realizaba tal cuál sucede hoy, con la cooperación del macho y de la hembra. El sexo sólo se utilizaba para la procreación, en determinadas épocas del año y no se derramaba el esperma, tal como lo hacemos hoy en día. las glándulas o gónadas sexuales eran endócrinas y no exocrinas, como lo son hoy en día. No existía todavía degeneración sexual, el sexo se utilizaba de manera inteligente, como un ritual sagrado.

A partir de la sexta y séptima sub razas, el sexo se utilizó de manera incorrecta y empezó la degeneración psíquica y la pérdida de todas las facultades del espíritu, de todas las facultades que hoy llamamos extrasensoriales en casi todos sus individuos. En la séptima sub raza, el ser humano había perdido su estado de iluminación, su condición de ser superior y divino.

La narración de la biblia acerca del edén y de Adam y Eva corresponden a esta raza, así como la salida del edén.

Esta raza, antes de habitar el planeta tierra, habitó el planeta Venus y el planeta Urano.

Su regente fue Uriel.

La cuarta raza que habitó nuestro planeta fue la raza atlante.

Habitó un continente llamado Atlántida, que en realidad era la unión de todos los continentes actuales, antes de producirse el famoso pan gea y la deriva de los continentes. Estaba situado entre lo que hoy es Europa y América.

Al igual que las anteriores razas, tuvieron siete sub razas y conocieron las cuatro edades que conoce toda nueva civilización:

La edad de oro, la edad de plata, la edad de bronce y la edad de hierro, o edad del kali yuga, la edad que actualmente estamos viviendo nosotros. En la edad del kali yuga, la raza atlante se degeneró, alcanzaron un gran avance tecnológico, mucho más avanzado que el nuestro, construyeron naves sofisticadas para desplazarse por el aire, desarrollaron bombas y armas al igual que nosotros. También produjeron grandes cambios y modificaciones en el clima. En la última sub raza aconteció un gran cataclismo de orden cósmico que destrozó gran parte del continente, se produjo una glaciación y una deriva del continente en diferentes trozos. Pero antes de ese evento se produjeron grandes lluvias y vendavales que sumergieron el continente en su mayoría.

Su regente era Noé, el Noé bíblico, “el Manú Baisvasta”, que procedía del sol.

De esta raza se salvaron unos pocos, y estos fueron los que formaron la civilización egipcia. De la raza atlante proceden las pirámides de Egipto y sus grandes construcciones.

La quinta raza o raza actual es la “raza aria”

Actualmente estamos viviendo la edad del kali yuga, la edad de hierro, somos la séptima sub raza de la quinta raza aria, es decir, estamos al final de la existencia de una raza que ya no puede dar nada bueno ni cambiar su destino, morir por el fuego y azotada por vendavales, epidemias y guerras.

El regente de esta actual raza es Samael, que habitó el planeta Marte. Él es el quinto jinete del que habla el Apocalipsis.

La próxima raza que habitará este planeta, será la raza “koradí”, que habitará las cavernas de la tierra, hasta que ésta recupere su habitabilidad, hasta que la naturaleza se recupere y se vuelva acogedora.

Esta raza tendrá también siete sub razas y tendrá también su época de esplendor y decadencia y también desaparecerá y dará lugar a la última raza del planeta tierra, cuyo rey  es Melquisedek. Él y todos los maestros realizados, como Jesús, buda y todos sus apóstoles formarán esa séptima y última raza y volverán definitivamente al cosmos, de donde vinimos, y se sentarán con el padre, cuando el universo comience su retorno al absoluto, al inicio, a ese punto de partida de antes del big ban.

He  aquí pues las siete razas, según nos narra el Maestro Samael Aun Weor, he aquí el pasado, el presente y el futuro de la tierra y de la humanidad, sometida a un espacio y tiempo cíclicos, llamado desde hace tiempo, “samsara”

Pocos son los que han podido liberarse de esa rueda incesante de renacimientos y muertes y pocos son los que podrán, sin antes conocer la destrucción y el dolor y el sufrimiento de múltiples maneras.

Bueno, antes de terminar quisiera recordar unos párrafos de la biblia, libro interesante para estudiar y reflexionar.

“Dios hizo al hombre desde el principio y le dejó en manos de su albedrío”

”No digas que el pecado viene de dios, pues él no hace lo que detesta, pues a nadie ha mandado ser impío ni le ha dado permiso para pecar”

“Si tu quieres puedes guardar sus mandamientos y es de sabios hacer su voluntad” “Ante ti puso el fuego y el agua; a lo que tú quieras tenderás la mano” “Ante el hombre está la vida y la muerte; lo que cada uno quiere le será dado”

“En la asamblea de los pecadores se encenderá el fuego y en la nación rebelde se inflamará la ira”. (La destrucción por cataclismos y por las guerras)

Dice: “Mucho de esto he visto con mis ojos y aún cosas más graves oyeron mis oídos” (no es la primera vez que acontece)

“No perdonó a los antiguos gigantes, que, confiados en su fuerza, se rebelaron” (las antiguas razas eran razas gigantes e intentaron rebelarse)

arcangel_miguel

“Ni perdonó a los vecinos de Lot, quienes se hicieron abominables por su orgullo”. (Los vecinos de Lot, los antiguos atlantes y egipcios).

“No se compadeció del pueblo destinado a la ruina, de los que por sus pecados fueron exterminados” (se refiere a los judíos)

“Ni de los seiscientos mil infantes que se dejaron llevar por su corazón rebelde. Uno solo que endurezca su cerviz, sería maravilla si quedara impune”. (Posiblemente se refiera al pueblo germano y a la actual raza aria)

“Porque hay en él misericordia y cólera; es poderoso en perdonar y en derramar la ira”.

“Como es grande su misericordia, así es severo su castigo; juzgará al hombre según sus obras y no escapará el pecador con sus rapiñas, ni se frustrará la paciencia del piadoso”.

“Recompensa a todos los misericordiosos, y cada uno recibirá según sus obras”.

No digas:”Me esconderé del señor, allá en las alturas” ¿quién se acordará de  mí? (Nadie pasará desapercibido ni sin juicio aún después de la muerte)

“En muchedumbre no seré reconocido, pues, ¿qué soy en la creación inmensa?”(Nadie pasará desapercibido ni sin juicio aún después de la muerte)

“Igualmente los montes y los fundamentos de la tierra se estremecen cuando los mira” (se refiere al horror que viene del cielo e impactará en la tierra)

“Y en ellos no se para, ¡mientes¡  ¿Quién se interesa en sus caminos?                             Y la tempestad, ninguno la ve” (nadie creé en nada de esto, pensamos que es una mentira, se nos anuncia, pero nadie quiere ver ni creer. Por ello nos cogerá de sorpresa como una tempestad)

“La mayor parte de sus obras están ocultas. Las obras de justicia ¿quién las anunciará? ¿Quién aguantará? Porque la decisión está lejos”.

“Así piensa el falto de cordura, porque el insensato y extraviado piensan locuras”. (Todos vemos estos acontecimientos como algo lejano, que no vamos a ver nosotros, como si fuera algo a largo plazo y no le damos la más mínima credibilidad)

Eclesiástico, capítulos 15 y 16. la biblia.

25 de Octubre de 2009.